¿Para qué quiere Abel los 500.000?