Alba: “No ha habido suerte”