El valenciano se lleva 40 mil euros