"Me voy con un sabor de boca amargo"