Raúl comienza con buen pie