David sabe manejar su trompa