Adela Úcar, sola ante el peligro