Adela y Pedro superan el nivel de seguridad