Natel y su padre se llevan 40.000 euros