Guille, el campeón de los 40.000 euros