Menta y cola: reacción volcánica