Nueces, chocolate, higiene del sueño y neurofeedback: las claves para combatir los síntomas de la narcolepsia