Los conquistadores se relajan con Quique