Pascual: “Yo aquí ya no pinto nada”