Los simpáticos se someten a una falsa sesión de psicoanálisis con el padre de Corina