Una chica sube las pulsaciones a los 'nerds'