Los recreativos, el paraíso de los 'nerds'