Diego no se convierte en el príncipe de Corina