Tensión entre Pau y los ‘guapos’