Los conquistadores decoran el cuarto de Corina