El asesinato del Rey Eduardo II marca el inicio de 'El Mundo sin fin'