Una cita desastrosa: Yiyi se queda en blanco y deja a Sergio Alcover sin palabras