Jake evita el accidente de un antiguo jefe de Martin al descubrir un presunto sabotaje