Amelia es algo más que una secuencia de números