Bobby se siente en deuda con Sarah