Martin sigue las pistas de su hijo