"Para ser el partido del amor, parecía que Podemos hablaba desde las barricadas"