Un debate de investidura plagado de ‘primeras veces’