Kamikaze extremo: El concursante delincuente consigue los 250 euros