Laia Sanz, súper Kamikaze, le dice a su jefa de prensa que quiere dejar de ser piloto