Risto Mejide se tira por encima el cubo de agua helada donde guarda el champán