El truco de Nuel Galán para los músicos: CDs que se multiplican