¿Cuál es la mayor pasión de Raúl Cimas?: chuparse los dedos comiendo patatas