Iker Jiménez: ¿Qué tienen que ver la luna, Calleja y la cadena Cuatro?