Un repartidor de comida se convierte en mediador de un secuestro