Edurne y Xavi Rodríguez la lían con los zombies de Serezade