Dos años de prisión para el responsable de revelar datos personales en relación con el desnudo “fake” de Teresa Rodríguez