Un vecino de Valladolid asegura que en el tanatorio El Salvador también se robaban las joyas de los difuntos