Risto se pone serio ante las críticas que tildan al programa de censurar