Los representantes de cada partido cuentan con quién van a pactar tras las elecciones