Miguel Lago consigue que Inés Arrimadas conteste a sus preguntas en Waterloo