Lola Ramos, demandante de Marina Castaño: “El cámara ha volado como el viento”