Así reaccionaba Monedero cuando pensaba que no le estábamos grabando: “Vaya basura, macho”