Las caricaturas del procés que hacen reír a los colaboradores