Begoña Villacís habría ocultado una sociedad patrimonial con dos millones de euros