Pilar Eyre asegura que los gestos entre Arcadi Espada y Cayetana Álvarez de Toledo eran de “amigos entrañables”