Naranjo condena la huelga universitaria de Barcelona: "En una vergüenza que la gente no pueda acudir libremente a clase por unos niñatos muy pijos"