¿Ha sido un error traer a Ancelotti?