Pep Guardiola tardó 16 partidos en encontrar su 'once ideal' para el Barça del triplete