Antonio Romero ve una “meterdura de pata” en las opiniones de Katia Ancelotti